martes, 29 de abril de 2014

Retromadrid 2014

music: GROSSSTADTGEFLÜSTER -"Weil Das Morgen Noch So Ist"-

El año pasado no pude asitir dado que estaba viviendo fuera de Madrid (fue un año de locos y estupendo, todo a la vez, algo tan demencial como los tiempos que actualmente vivimos), pero dada la situación actual nada podía impedirme acudir a este encuentro.

A su manera, este ha sido uno de los mejores Retormadrid a los que he asistido, pese a que el día comenzó de la peor manera posible: por momentos pensé que no lograría conseguir entrada, y todos los planes que tenía para con este evento los veía vaporizarse. Pero al final pude (pudimos) acceder al evento, y todo volvió a la normalidad.

Había quedado con Thund, fundador y organizador de Quimera Engine, y era la primera vez que íbamos a vernos las caras en persona (Quimera Engine es un proyecto colaborativo que se desarrolla a distancia). Como me esperaba congeniamos bien, como si nos conociéramos desde hace tiempo, cosa que en realidad así era. Y como encuentro "inesperado" -pues lo supe justo el día anterior- pude conocer en persona a L. Rodero, de Frictional Games, con quien ya había intercambiado mensajes a través de LinkedIn, que se había desplazado desde su ciudad de residencia para dar una ponencia sobre Frictional, las sagas Penumbra y Amnesia, y hablarnos un poco sobre el siguiente proyecto de la compañía: SOMA. : )

La cantidad de stands que había en esta ocasión me resultaba mayor que en la edición de hace dos años. En concreto han aparecido más asociaciones/grupos dedicados a las máquinas recreativas y una novedad (al menos para mí, que no asistí al encuentro de 2013): la inclusión de un área de "programadores indie", no necesariamente realizando desarrollos para máquinas clásicas o remakes de videojuegos clásicos.Y así, aparte de nuestro "representante patrio" en Frictional Games, acudieron a presentar sus proyectos la gente de Fictiorama Studios, A Crowd of Monsters y Beautifun Games (había otro grupo más, pero no recuerdo su nombre). :P

Lo que no ví este año (o yo estaba demasiado "en Bavia") fueron máquinas de pinball... :(

Allí me hice con Tachyon: the Fringe (la cantidad de videojuegos disponibles para PC de la década de los 90, formato "caja de cereales", ha aumentado considerablemente en el evento), un genial Combat Space Simulator que llevaba buscando desde hace tiempo, y tentado estuve de hacerme con algún juego más. : ) Aparte, probé una aventura conversacional (El Prisionero) basada en la famosa serie británica de los años 60, The Prisoner. Teniendo en cuenta que sería interesante crear una aventura gráfica basada en esta serie, ya tenemos entre nuestras manos un precedente para probar las andanzas de "Number 6".

No vimos la presentación del señor A.Azpiri sobre las primera imágnes rodadas de Lorna pues nos hallábamos Thund y yo tremendamente ocupados tratando de "desentrañar el final" de la mítica Final Fight (obviamente, a base de "fostiar" a todo macarruncio callejero que se ponía al alcance de nuestros puños). :P

Esto sucedió el sábado. Durante el domingo no salí de la llamada Cineteca, para ver del tirón la presentación del nuevo libro sobre La Abadía del Crímen y el evento más importante: la entrega del Premio conmemorativo a los señores de Made in Spain / Zigurat. Por activa y por pasiva he dicho ya que crearon uno de los mejores juegos que se han hecho en España: Sir Fred, pero dejando momentaneamente a un lado la época de los 8 bits... cuanto más conozco de la época en que esta gente se dedicaron al mundo de las máquinas recreativas, en colaboración con Gaelco, durante los años 90, más sorprendido me quedo. 8 )

En resumen: íba a ser un fín de semana genial, en un instante la cosa se torció completamente... y al cabo de unas dos horas se enderezó completamente hasta alcanzar lo que íba a ser. Cosas de la vida. :P

Hasta otra. :P

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada